biografía

Rodrigo Jurado se ha desarrollado como educador, gestor cultural y escritor.

Su entrenamiento académico inició en UCLA, en las bellas artes de América latina. Debido a que se había dedicado a trabajar como ayudante de profesor en Los Angeles y Pasadena, siguió una maestría en los fundamentos sociales de la Educación en Cal State LA.

south

 

 

De regreso en el Ecuador, realizó un diplomado en Cooperación Cultural (Universidad de Barcelona) y estudios de maestría en Estudios Latinoamericanos (Universidad Andina). Ambas experiencias le sirvieron para perfeccionar sus conocimientos, sí, pero también para aprender a escribir en español bien.

Luego siguió un diplomado en Gestión Cultural (Universidad de Chile) y una maestría en Literatura que, dicho sea de paso, todavía no termina (Universidad de Barcelona). Pero, adicionalmente ha recibido 587 horas de entrenamiento en docencia, escritura científica, metodología de la investigación…

Su visión es que hay tanto por descubrir que lo que falta es tiempo.

En términos de trabajo, ha sido profesor de español y de inglés, en prestigiosas universidades, como la USFQ y ESPE. En la actualidad, es docente en la Escuela de Psicología de la PUCE Sede Ambato.

Además de profesor de pregrado, ha sido facilitador de facilitadores. Como tal, ha servido como capacitador en redacción científica, habiendo dirigido más de 120 horas de talleres enfocados a profesores universitarios. Para el 2020 está previsto que dicte el seminario de “Master’s Project/Research” de la Maestría de Pedagogía del Inglés como Lengua Extranjera de la PUCE Sede Ambato y el seminario de “Systems and Educational Contexts” de la Maestría en Pedagogía de los Idiomas Nacionales y Extranjeros de la UTA.

En cuanto a educación no formal, ha dictado talleres relacionados a las Artes y Humanidades, como el de “Escritura Creativa para Niños y Jóvenes”. Pero también ha liderado proyectos de vinculación con la sociedad.

Salmagundi - 175

Por otra parte, como gestor cultural, en 2001, fundó Salmagundi, una organización informal con la que ha abierto puertas para la muestra de obras de arte, el diálogo sobre la producción artística local y la promoción del desarrollo artístico y cultural de las personas, especialmente los jóvenes.

Su paso por la USFQ, en Riobamba, le sirvió para fundar, junto a otras organizaciones, el Festival de Cine Nacional Kunturñawi (2006). Asimismo, en la PUCE Sede Ambato, fundó el Club de Cine de la Cato (2014), del cual actualmente es su director.

En el 2015, mantuvo “Cine en Vitro”, un espacio radial en altavoz.fm. Y, en varias ocasiones, en Radio Centro, ha colaborado con otros promotores culturales en la difusión de una agenda cultural local. En la actualidad, mantiene “El Espectador”, una columna en Diario La Hora que se publica todos los jueves y que le sirve para hablar de cine, una de sus pasiones.

Finalmente, en relación a la investigación y difusión del conocimiento, ha sido invitado a participar en varios congresos nacionales e internacionales, siendo el de LASA 2019, celebrado en Boston, el más reciente. Del mismo modo, sus publicaciones académicas, que se han centrado en temas relacionados a las Artes y Humanidades, han aparecido localmente, pero también en Colombia y México.

También, como consultor independiente, ha dirigido y participado en investigaciones sobre el patrimonio cultural intangible. En el caso del estudio sobre la Fiesta de la Fruta y de las Flores (Ambato, 2009), este sirvió para que la Fiesta sea reconocida como patrimonio cultural inmaterial de la Nación.

Hablando de reconocimientos, tres han sido los más significativos. El primero fue el que le brindó la sección de los Fundamentos de la Educación (Facultad de Educación, Cal State LA, 1997) al escogerlo como el mejor graduado. El segundo fue la subvención que le otorgó la fundación Fedaeps, en 2006, para que publicara Tesis, su primer libro, fruto de los estudios de maestría que realizó en la UASB. Y, el tercero, es la placa que le obsequió la Asociación de Estudiantes de Psicología de la PUCE Sede Ambato, en 2019, para reconocer “su destacada labor como docente y su generosidad en el traspaso de conocimientos, así como su don de gente”.Rodrigo Jurado - Reconocimiento 2019

¿Sus libros? Ese es un capítulo aparte, puesto que comprenden su pasión: la poesía. De hecho, Tesis fue el primero. Luego, en el 2014, le siguió Telares; en el 2015, Cartas desde la cárcel; en el 2016, Inicios absolutos; en el 2017, Querido señor presidente; en el 2018, La piel que habito y, en el 2019, Poemas para la tarde y el después.

El 2017 vio el desarrollo de tres libros adicionales: Soles y Bastos, que son dos de sus diarios, y María Agripina, que es la biografía de su abuela materna. (Interesantemente, ese fue el año en el que renunció al trabajo a tiempo completo).

blank